Bea

Hola,

Soy Beatriz, y padecí un Linfoma de Hodgkin en el año 2006. Tenía 21 años. Desde el principio tuve la esperanza puesta en la recuperación ya que el diagnóstico que me dieron fue muy bueno.

Todo empezó cuando me salió un gran bulto en el cuello, el cual no me dolía para nada, y empecé a adelgazar muchísimo. Como siempre he sido delgadita, pensábamos que era un síntoma provocado por comer mal pero...

Desde el mes de abril de 2006 hasta septiembre del mismo año tuve el bulto pero no hice caso del mismo hasta que en octubre me hicieron una biopsia y me detectaron la enfermedad. La verdad es que me tuvo que informar mi madre ya que el médico, bien por miedo o por no saber cómo decir las cosas, simplemente me explicó lo siguiente: "te van a poner una medicación durante unos meses, unos goteros..." Y yo preguntaba: "pero, ¿en casa?". No entendía nada. Además, tampoco sabía quién era un oncólogo o un hematólogo.

Cuando ya supe de qué iba la historia, no podía dar crédito. Pensaba: "pero si no he fumado nunca, pero si apenas salgo y cuando lo hago no me emborracho". En ese momento estaba realizando mi segundo curso en la universidad y tuve que dejar los estudios durante dos años.

Estuve desde noviembre de 2006 hasta febrero de 2007 con quimioterapia, unas 6 sesiones, y en agosto, 30 días de radioterapia. Los primeros 4 años me hacían revisión cada tres meses, y desde entonces hasta ahora, una vez al año, ya que todo está genial.

Lo que peor llevé fue el tener que raparme el pelo al cero y llevar pañuelo. Me costó mucho. Además recuerdo que allá donde iba todos se giraban a mirarme. Pero con ánimos, alegría y confianza en el universo, lo superé todo y la verdad es que, a raíz de ello, me siento una persona nueva, diferente y mejor persona.

¡Mucho ánimo a todas las personas que están pasando por esta enfermedad!
Besos.

Bea

Webpage updated 12/06/2016 01:45:41