Jesús

Estimados amigos, el pasado 16 de marzo doné médula ósea para un receptor anónimo, y quiero dejar mi testimonio de cómo lo viví paso a paso.

 

19 de Febrero de 2015

 

Los que me conocéis, sabéis que soy una persona discreta y, como los más allegados dicen de mí, “políticamente correcto”; no soy dado a buscar protagonismo, pero sí que reclamo aquello que considero justo para la sociedad y para mi familia. Desde hace casi cinco años soy el responsable en nuestra comarca de la Asociación de Celíacos de la Comunidad Valenciana pero, sobre todo, soy un padre orgulloso de tres hijos, dos chicos y una chica, lo mejor que he hecho en mi vida y para nada me gustaría que les pasase algo.

¿Por qué os digo todo esto? pues la verdad, en un principio tenía decidido no decir nada y llevarlo como acostumbro a llevarlo todo, discretamente, pero después de consultarlo con la familia, he/hemos decidido dar un paso adelante y hacerlo público, buscando con ello la implicación solidaria de muchas más personas que, con un gesto como el que voy a hacer (y no por ello sin los consabidos “miedos”) voy a intentar que una persona enferma de leucemia, que no es otra cosa que un CÁNCER, pueda seguir viva entre los suyos, los que le quieren y seguro a los que ésta persona quiere; y es cuando me pongo en la piel de un padre como yo o miro a mis hijos e imagino que podríamos ser nosotros los que padeciésemos esta enfermedad, me aterra, sobre todo pensar que pudiese ser uno de mis hijos.

Nunca en la vida me había planteado hacer algo así, dar algo de mí por alguien a quién no conozco y nunca voy a conocer. Estamos acostumbrados a ayudar a gente con nombre y apellidos, con un rostro, a amigos, conocidos, etc., que nos solicitan ayuda o, como mucho, hacernos socios de alguna ONG, pero nunca me había planteado pasar por esto por un desconocido a cambio “de nada”.

Yo me hice donante de médula, junto con mi mujer, hace por lo menos 20 años a raíz de que una mujer de Orihuela tenía leucemia y su familia lanzó un llamamiento por toda la ciudad y comarca buscando un donante compatible el cual, lamentablemente, nunca llegó. Pero como decía antes, era una persona con nombre y apellidos, de aquí al lado.

Esta aventura comenzará el próximo 3 de marzo, haciéndome el oportuno chequeo para comprobar mi idoneidad como donante y finalizará el 16 de marzo con la donación.

Como he comentado, lo único que busco es la implicación de todos porque, de esta forma, todos tendremos a nuestro “gemelo compatible” localizado, nuestro seguro de vida y si por desgracia nos hiciese falta, todo sería mucho más fácil, quedaría en un mero contratiempo nada más.

Espero que haya conseguido el objetivo que buscaba, conseguir implicaros. Para nada busco recompensa a mi acto, ya que saber que alguien puede vivir gracias a mí es la mayor de las recompensas que pueda obtener.

5 de Marzo de 2015


Ayer pasé toda la mañana en el Hospital Morales Meseguer de Murcia realizándose la oportuna revisión médica previa a la donación y el resultado fue que mi estado físico es estupendo y se puede continuar con la donación, que si no surge ningún contratiempo, será el próximo 16 de marzo.

Pese a todo el trasiego de una planta a otra, de un módulo a otro, todo el equipo del hospital se portó de maravilla conmigo.

Espero que todo este “pequeño esfuerzo” se vea compensado con una larga vida para el receptor de mi médula ósea.

Como ya os comenté en la otra ocasión, el único motivo por el que he decido hacer público esta donación es concienciar a toda la población y a mis amigos de facebook de que se hagan donantes de médula ósea; con un pequeño gesto se puede hacer algo muy grande como es "la vida".

Ya os iré contando más adelante.
Un saludo. 

 

15 de Marzo de 2015

Mañana lunes será en gran día, un poco de mi médula irá a parar a una persona anónima enferma de leucemia. Espero que se ponga bien pronto y pueda seguir con su VIDA.

 

16 de Marzo de 2015

Hola amigos, ya estoy de vuelta en la habitación; tengo una agradable sensación de haber cumplido con mi obligación. Un saludo a tod@s.

 

28 de Abril de 2015

Ha transcurrido casi un mes y medio desde mi donación de médula y cada día estoy más orgulloso de haber tomado la decisión de hacerme donante.

Espero que pronto reciba buenas noticias y me comuniquen que el receptor a quien fue a parar mi médula ha superado su leucemia.

Os animo a todos a haceros donantes de médula ósea; no hay nada más valioso que la vida y en tus manos está poder hacer ese regalo.

 

Un gran abrazo a todos los enfermos de leucemia. Os merecéis una segunda oportunidad.

 

Jesús 

Webpage updated 08/12/2016 12:13:08