José Carlos

José Carlos, former myelodysplastic syndrome patient, today 

"Hola, me llamo José Carlos y, en febrero de 1999, me diagnosticaron una leucemia mieloide aguda tipo L4. Inmediatamente me ingresaron en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid donde recibí tres ciclos completos de quimioterapia, tras los cuales me realizaron un autotrasplante de médula. Durante la quimio lo pasé fatal, ¡qué os voy a contar que no sepáis!

Tras casi año y medio de recuperación por fin pude volver a trabajar y a llevar una vida normal. Durante la enfermedad la gente se volcó conmigo y en la reincorporación al trabajo me ayudaron todo lo que pudieron poniéndomelo lo más fácil posible. Tengo un grato recuerdo de todo el equipo del hospital, médicos, enfermeras, auxiliares, limpiadoras, etc. y en especial de mí medico el Dr. del Potro y de mi enfermera Carlota.

José Carlos, former myelodysplastic syndrome patient, at the hospital

Pasaron seis años de absoluta normalidad cuando en una de las revisiones periódicas me detectaron una bajada en el número de hematíes y plaquetas. Tenía un síndrome mielodisplásico. Estuve varios meses recibiendo transfusiones de hematíes y plaquetas, probamos con Epo y otros tratamientos para ver si la médula se activaba pero no respondía. Al final, el hematólogo me aconsejo que lo mejor era someterme a un nuevo trasplante pero, esta vez, de células de la médula de mi hermano, que por suerte resultaron ser compatible con las mías.

Para el nuevo trasplante me ingresaron en el hospital Gregorio Marañón. Durante esta segunda etapa me sometieron a un ciclo de quimio y me realizaron el trasplante. Esta vez no lo pasé tan mal como la vez anterior. Se nota como, con el paso de los años, los tratamientos bajan en agresividad. El equipo médico del Marañón también se portó de manera fantástica conmigo.

José Carlos during the corticoid treatment

Ahora me encuentro bastante bien, con medicación para controlar el Eich crónico provocado por el trasplante pero para mí esto son males menores. Quiero dar las gracias a mi familia y en especial a mi padre Carlos y a mi mujer Inés, que todos los días estuvieron en el hospital acompañándome. También a todo el equipo médico de ambos hospitales, doctores Del Potro, Díez, Martínez, Mediavilla, Serrano, etc. que sin sus conocimientos no sé qué sería de nosotros. Por último, agradezco a todas las enfermeras que nos hacen el tratamiento un poco más familiar y a los amigos que, de vez en cuando, te dan una alegría y alguna que otra bolsa de sangre.

Y a los que estáis en la lucha daros ánimo y deciros que debéis ser positivos y que de esto se sale, aunque para ello haya que sufrir un poco. De paso y por si me lee algún político, quiero decirles que no hundan el sistema sanitario de este país, sin él yo no estaría escribiendo estas líneas.

Un abrazo,"

José Carlos

Webpage updated 09/28/2016 17:32:25