Josep

30 de marzo de 2016

Buenas tardes,

Me llamo Josep y tengo 45 años. Con 41 años recién cumplidos, en una revisión médica debida a unos fuertes dolores de estómago, me diagnosticaron un linfoma no Hodgkin de células T. 

Evidentemente fue una noticia devastadora para mi familia y para mí ya que tanto mi padre como mi suegro enfermaron de cáncer. Con distintas suertes, mi padre lo superó y mi suegro falleció. Yo me dispuse a luchar con mucha fuerza contra la enfermedad. 

La doctora me comentó que la hoja de ruta iba a ser: quimioterapiaradioterapia y, posiblemente, un trasplante de medula ósea. Después de tres sesiones de quimioterapia, el resultado fue espectacular y esperanzador, ya que bastaron tres sesiones para ver cómo el linfoma desaparecía. Seguimos con las sesiones hasta finalizar la tanda y, hasta día de hoy, todas las pruebas han salido bien. ¡Limpio de cáncer! 

Espero que con este relato pueda dar esperanza y fuerza a tantas personas que están o estarán en mi misma situación. 

Josep

Webpage updated 04/12/2016 13:34:08