Juliana

Juliana, pacient de leucèmia, amb la seva filla.

Juliana, junto a su hija Noelia 

Mi madre se llama Juliana Villa Cerro. Tiene 54 años, vive en Casar de Cáceres, y el 9 de Mayo de 2009 fue diagnosticada con Leucemia Linfoblástica Aguda Indiferenciada de Alto Riesgo.

Juliana, paciente de leucemia

En el hospital

Todo comenzó en las navidades de 2008. Mi madre se encontraba mal, tenía fiebre y tos, y acudió a su médico de cabecera, quien le recetó antibióticos para un posible constipado. Luego llegaron los dolores musculares y fue dada de baja en su trabajo. A finales de marzo de 2009 le salió un bulto en la cara. Los médicos no le daban importancia. Comenzaron a hacerle pruebas y daba las defensas cada vez  más bajas. A finales de abril ya tenía más bultos por el cuerpo, en la cabeza, axilas e ingles. El 8 de mayo de 2009 comenzó a tener fiebre y la llevé a urgencias. Le hicieron una analítica y el médico de medicina interna nos dijo que en hematología estaban analizando la sangre periférica. Esa noche la hematóloga de guardia nos dijo que tenía que quedar ingresada y que al día siguiente había que hacerle una prueba.

 

Juliana, paciente de leucemia, junto a su hija Noelia.

El sábado 9 de Mayo de 2009 le punzaron la médula dando el fatal resultado, mi madre tenía Leucemia. Al día siguiente comenzó el tratamiento de PETHEMA específico para su enfermedad y lo finalizó en 2011.

Juliana, paciente de leucemia.

Después de varios días con fiebre, el día 30 de enero de 2013, nos comunican que ha recaído ingresando inmediatamente en la Unidad de Trasplantes de Médula Ósea del Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres. Comienza el ciclo de remisión y otro de consolidación. El día 23 de mayo ingresa en el Hospital Universitario de Salamanca para someterse a un trasplante alogénico de donante no emparentado, localizado por la Fundación Josep Carreras (Registro de Donantes de Médula Ósea - REDMO) el día 30 de mayo.

Juliana, paciente de leucemia, en el hospital.

Mi madre y nosotros nos encontramos en un mar de sentimientos. Contentos por saber que hay un donante compatible que le dará la posibilidad de volver a nacer, y miedo porque todo salga mal. Así y todo soy muy optimista y mi madre es una persona muy luchadora y seguro que va a salir de esta enfermedad.

Noelia

Webpage updated 12/11/2016 03:05:38