Kiowa Esmeralda

Me llamo Kiowa Esmeralda Fernández y nací en 1977. Cuando tenía dos años me diagnosticaron Púrpura Trombocitopenia Idiopática. Fui tratada y controlada durante 6 años en el Hospital Vall D'Hebron de Barcelona, donde también viví durante un largo tiempo.

Mi padre, Armando, fue quien me salvó la vida cuando vio que algo me sucedía. Tenía la piel llena de moratones de golpearme y, al poco tiempo, empecé a orinar sangre. Él falleció de cáncer en los huesos, que venía de una metástasis de cáncer de colon, cuando yo tenía 14 años.

Aunque cuando todo me sucedió era muy pequeñita, tengo imágenes de mi estancia en el hospital poco agradables ya que antes no había entretenimiento alguno. Mis padres tenían que trabajar y cuidar del resto de mis hermanas. Mi único entretenimiento era pintar cuadernillos que mis padres a veces me traían. Recuerdo las visitas de mi “yayuchi” Consuelo y las desgarradoras despedidas.

En mi vida he tenido más circunstancias de enfermedades y accidentes y pérdidas pero, aun así, no hay día que no dé las gracias por ello ya que me aportó muchas cosas buenas. Desde entonces, me considero SUPERVIVIENTE y GUERRERA, siempre sacando el lado positivo a todo y viviendo con intensidad cada instante como si fuera el último. Y ayudando al prójimo siempre de múltiples formas.

Se me llenan los ojos de lágrimas de felicidad al ver como todo evoluciona en todos los sentidos. Ver que ahora los niños tienen entretenimiento constante en el hospital y ya no viven solos enjaulados como me tocó a mí me llena de alegría.

Recientemente, a mi hijo Jordi le operaron por un quiste cerca de la yugular. Debido al historial familiar le operaron en el Hospital ICO-Germans Trias i Pujol y se lo extrajeron para hacer la biopsia y salió que era benigno. Lo celebré donando el pelo y haciendo una donación a la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) Mi madre, desde hace, poco lucha contra un carcinoma.

¡Podemos! ¡Soy el claro ejemplo!

Webpage updated 04/08/2015 16:54:55