Manuel

Me llamo Manuel Fernández y tengo 57 años.

En octubre de 2012 acudí al médico de cabecera para que me hiciera las pruebas de la próstata ya que, aunque no tenía ninguna molestia, la familia y los amigos me aconsejaron que me las hiciera porque después de los cincuenta va bien hacérselas. Así que fui al médico pero me dijo que antes haríamos una analítica ya que hacía años que no me había hecho nada. A los pocos días de hacérmela, me llamó el doctor para que pasara a verlo que ya tenía los resultados de la analítica. Fui y me dijo claramente que lo de la próstata podía esperar pero que había salido en la analítica una anemia en sangre que le preocupaba. A pesar de que las plaquetas estaban bien, los glóbulos rojos estaban muy por debajo de lo normal, por lo que me envió al especialista en hematología quien, después de repetir la analítica, me informó que mi médula no estaba fabricando los glóbulos rojos necesarios para mí. Además, el bazo se me estaba haciendo muy grande. A partir de ese momento me hizo todas las pruebas pertinentes y necesarias incluidas la extracción y aspiración de médula para su análisis.

Una vez hechas todas las pruebas, me informó que realmente mi problema estaba en la médula ósea y la enfermedad se llamaba Mielofibrosis primaria post-policitemia vera  JAK2 positivo (BCR-ABL NEGATIVO). A mi pregunta de si había algún tratamiento, se me informó que no había nada en esos momentos más que un trasplante de médula ósea.

Después de recibir toda la información relativa al proceso del trasplante con sus pros y sus contras, debía tomar una decisión y, después de hablar con mi familia y después de mucha oración, tomé la decisión de llevar a cabo el trasplante incluido todo el proceso que empezaba por la extirpación del bazo que era inmenso.

Así que en junio de 2013 me extirparon el bazo y el 26 de agosto de 2013 ingresé en la unidad de hematología del hospital Xeral de Vigo en una habitación de aislamiento inverso en la que durante 6 semanas iba a someterme al trasplante. En días anteriores al ingreso me habían informado de todo lo que podía y no podía hacer mientras estuviera en esa unidad, y debo decir que toda esa información me ayudó muchísimo a tomar la decisión y a hacerlo con ánimo y con la seguridad de que todo iba a salir bien.

El día siguiente de mi ingreso se me implantó el reservorio para la administración de la medicación y ese mismo día empezó el tratamiento con quimio durante seis días seguidos para eliminar mi medula, un día de descanso y al séptimo día me hicieron el trasplante de médula de un donante del que solo sé que es americano.

A partir de ahí control, analítica cada día y, por supuesto, la visita del equipo médico que me mantenían informado en todo momento de la evolución que estaba teniendo. En la cuarta semana, la doctora me informó que iba a dejar la habitación de incomunicado para pasar a planta. Debo decir que me asusté porque yo esperaba estar seis semanas y no quería salir de allí porque me encontraba muy protegido allí dentro yo solito y a mi mente acudieron los momentos malos que pasas con la reacción de la quimio, pero que fueron llevaderos gracias a la magnífica atención recibida tanto por el equipo médico como por el personal sanitario. Salí para planta y a los tres días me dieron el alta: el 26 de septiembre de 2013 me fui a casa para volver en una semana para analítica y visita de control.

A día de hoy, un año después del trasplante, tengo que decir que estoy contento de haber tomado tal decisión ya que las perspectivas de vida en el futuro son muy buenas y, de no haberlo hecho, mi calidad de vida habría estado siempre sujeta a visitas continuas al hospital con más que posibles ingresos para regularizar la falta de glóbulos rojos y de plaquetas y que, con el paso del tiempo, a cierta edad el proceso se complicaría más. He sido afortunado con toda la información recibida y con la ayuda de la Fundación Josep Carreras para la localización de un donante compatible porque, como digo, a día de hoy, a pesar de seguir con controles periódicos, puedo hacer una vida normal con las marcadas condiciones que requiere la recuperación como son el cuidado en la alimentación y los cuidados con posibles infecciones, pero me siento bien y cada día que pasa estoy más convencido de haber tomado la decisión correcta.

Doy las gracias a Dios y al donante por la fortaleza y la médula que he recibido, porque lo que en un principio parecía algo muy complicado a medida que las etapas se iban cumpliendo he ido viendo que todo estaba saliendo tal como me habían informado y me sentía cada vez mejor.

En uno de los ingresos por infección se me informó que mi vesícula podía ser la causante de tales infecciones y que habían decidido hablar con el cirujano para que me la extirpara y, a pesar de que el cirujano no estaba muy de acuerdo, yo sabía que si la hematóloga decía que había que quitarla yo saldría del hospital sin vesícula y así sucedió. En una semana fui intervenido y me quitaron la vesícula.

A día de hoy hago una vida normal y como de todo excepto las cosas prohibidas y me siento muy bien, no noto que me falte nada.

Para concluir diré que mi confianza en el equipo médico que me atendió fue total desde el principio y lo sigue siendo, que el trato que he recibido por parte del equipo médico y de las enfermeras ha sido exquisito y en ningún momento me he sentido solo. No dudaría en hacer lo mismo si tuviera que volver a hacerlo.

Debo decir también que el proceso es complicado y en ocasiones molesto pero nada que no sea llevadero con fe y siguiendo los consejos e indicaciones de los médicos.

He conocido en el hospital a personas que iban a pasar por este proceso y a todas he animado a seguir adelante contándoles mi experiencia y creo que les ayudó a pasarlo mejor sabiendo que yo lo había pasado. Estoy contento de haberlo hecho y así lo seguiré haciendo siempre que tenga ocasión.

Quiero agradecer a cuantos han estado a mi lado durante ese proceso pero especialmente al equipo médico, a la Fundación Josep Carreras y, cómo no, al dónate anónimo sin el cual nada de esto hubiera sido posible.

Webpage updated 08/12/2016 12:12:47