Mayte

8/10/2015. ¡Hola! Mi nombre es Mayte, tengo 20 años y soy de Valencia. A los 20 meses de vida me diagnosticaron leucemia linfoblástica aguda.

Todo comenzó como un catarro, hasta el día en que me llevaron al hospital y a mi familia le comunicaron esta dura noticia. Automáticamente me intervinieron quirúrgicamente para ponerme el catéter venoso en yugular. Ahí empezó la batalla. Recibí varias sesiones de quimio y tardé muy poco en perder el pelo. Pero no importaba (recordad que todos los guerreros de películas han tenido sus heridas de guerra). Ni la caída de pelo, ni las cicatrices, ni ciertos efectos secundarios deben importarnos. Lo que importa es seguir viviendo.

La medicación me hacía estar en actitud agresiva, pero para eso estaban mis padres, para cuidar de mí y de mis impulsos. Mi madre aún recuerda el día en el que se derrumbó y no pudo aguantar las lágrimas y yo, siendo tan pequeña, la miré y me dispuse a secar sus lágrimas y a hacerle saber que no pasaba nada. Durante la enfermedad he tenido muchas luchas para seguir viviendo, pero todo mereció la pena. 

Quiero recordar a todas las familias que pasen por esta situación que, aunque cueste, hay que ser fuertes, que la fortaleza lo es todo, para enfermos y familiares. Y una anotación para padres de niños enfermos: vuestros hijos/as SIEMPRE van a ser unos valientes; esta dura experiencia les hará crecer y madurar muy deprisa y pronto os agradecerán la ayuda que les habéis dado para vencer a esta cruel enfermedad. 

Por último, quiero dar las gracias a médicos, enfermeros, celadores, a mi familia, a toda la gente que nos ayudó y, como no, a los payasos que me sacaron tantas sonrisas cuando parecía imposible. Gracias.

Webpage updated 10/14/2015 17:40:14