Miguel

"En junio de 2009 Miguel empezó a ponerse malito. Una fiebre que no bajaba nos llevó al primer ingreso en el hospital. Después de antibióticos, nos volvimos para casa pero sería por pocos días ya que, desde junio a septiembre, tuvimos tantos ingresos que ni recuerdo cuántos. Se hacía una pupa e íbamos al hospital, respiraba algún virus e íbamos al hospital... El problema, hasta entonces, era que no tenía neutrófilos, así que empezamos a aislarnos de todo y todos para que no cogiera nada. Durante estos meses se hicieron aspirados de medula y otras pruebas porque se preveía que pudiera haber una leucemia detrás de todo esto, pero no aparecía nada.

Miguel, ex-paciente de leucemia linfoblástica aguda

Según pasaban los días su médula empezó a funcionar peor y ya no sólo los neutrófilos no remontaban, tampoco los glóbulos rojos ni finalmente las plaquetas. Con este plan, el medico pensó que teníamos ante nosotros una aplasia medular pero, en el tercer aspirado, apareció: leucemia linfoblástica aguda.

El 29 de septiembre de 2009 se diagnosticó la enfermedad y, como estábamos ingresados ya, al día siguiente comenzamos con todo: port-a-cath, quimio y demás; una auténtica carrera de fondo.

Después de mes y medio ingresados salimos a ver el sol, hinchados como una pelota por los corticoides, pero con una gran alegría porque ya sabíamos qué era lo que nos pasaba y también sabíamos que existía tratamiento y que había muchas posibilidades de que saliera bien. Además, y lo más importante, Miguel no había perdido nunca su sonrisa.

Miguel, expaciente de LLA, con su madre

Todo este tiempo; ingreso tras ingreso, noches y más noches de hospital, altos y bajos con la medicación, semanas aislados en casita sin defensas, suspensiones de tratamiento por estar flojitos y algunas cositas más.... Nos llevó a como estamos hoy; fenomenal.

Miguel, ex-paciente de LLA

A Miguel le quitaron el port-a-cath el mes pasado y eso para todos supone un paso de gigante. Va al cole con normalidad, va a piscina una vez por semana, va a patinaje porque le apasiona, vamos a todos las fiestas de cumpleaños a las que nos invitan, nos apuntamos a todos los planes que salen y, además de todo esto, se ha echado una novia jeje; quién nos lo iba a decir.

Así que, chic@s, hemos tenido la suerte de, a día de hoy, seguir disfrutando de la vida todos juntos y eso hay que aprovecharlo todos los días. Por tanto, todos los que estéis pasando por lo mismo, luchad, luchad y empezad a correr contra la leucemia como decimos nosotros, que somos unoentrecienmil.

Un saludo,"

Sonia.

Webpage updated 12/05/2016 13:23:44