We use cookies to study and improve the user experience offered by the site. By continuing to browse the site you are agreeing to our cookie policy.

Natalí

Mi nombre es Natalí. Soy de Rosario, Argentina. Con mi testimonio quisiera poder ayudar a pacientes que padecen esta enfermedad, contándoles un poco cuál fue el proceso de la mía.

Mi leucemia se despertó en el 2005 cuando tenía 17 años. Inmediatamente quedé internada y comencé con el tratamiento: primero corticoides por vía oral y, luego, mediante un catéter por vía intravenosa.

Mi quimioterapia duró 8 meses, entre los cuales tenía tiempos de descanso donde podía volver a casa con muchísimos cuidados. Sufrí algunas recaídas a nivel pulmonar por alergias y virus.

Al terminar mi quimioterapia, y poco antes de comenzar con el mantenimiento, descubrieron que tenía una infección en la parte superior del fémur, motivo por el cual volví a estar internada mucho tiempo con tratamientos para combatir la infección y operaciones para limpiar. Finalmente, todo desencadenó una necrosis en ambas caderas y, a día de hoy, tengo dos prótesis en la parte superior del fémur, una en cada pierna.

¡Gracias a Dios tengo una vida normal! Me dieron el alta hace muchos años y sólo tengo controles de análisis de sangre anuales y de mis prótesis (revisiones más espaciadas aún).
Es una enfermedad difícil pero superable, no hay que bajar los brazos y, sobre todo, hay que mentalizarse que es la lucha más difícil y mejor recompensada de la vida.

Webpage updated 06/09/2017 09:47:53