Nerea

Nerea, ex-paciente de leucemia promielocítica aguda.

"De la foto de la izquierda a la de la derecha, solo han pasado tres años"

Hace unos días me licencié. Han sido 6 años de estudio y dedicación por una carrera que desde bien pequeñita quería hacer, Medicina. Sin embargo, cuando empecé a estudiar, no imaginaba que iba a aprender más allá de los libros, apuntes y prácticas. Pero así fue, aprendí mucho de la propia experiencia que viví, y sobre todo, aprendí lo importante que es disfrutar de cada momento... ¡Como si fuera el último!

En febrero del 2010 me encontraba estudiando el tercer curso de la carrera, tenía miles de planes por delante y muchas ganas de disfrutar de la juventud. Sin embargo, en cuestión de días algo no iba bien, y cuando me di cuenta estaba ingresada. "Tienes LEUCEMIA", me dijeron. ¿Cómo lo asimilas? ¿Con 20 años? ¿Por qué a mí? Muchas preguntas, la mayoría sin contestación, pasaron por mi cabeza en ese momento.

Nerea, ex-paciente de leucemia promielocítica.

Sin embargo aquí estoy, 3 años más tarde, contando mi historia de cómo fue y cómo ha sido desde entonces. Y lo mejor, mostrándoos (sobre todo a los que ahora estáis en esa situación) que se trata de un "pause" en la vida, y que después se puede seguir adelante y conseguir cada cosa que os propongáis.

He de decir que de ese periodo no me quedo con los largos días de ingreso en aislamiento (con mimos a través de mascarilla, bata y gorro; y sin poder ver en semanas lo que había más allá de la puerta de mi cuarto), los duros tratamientos (que terminé totalmente hace escasos meses), la caída del pelo, los dolores y el agotamiento, o el miedo de pensar... ¿Y si no me curo?

Nerea 2

Me quedo con el apoyo de mis padres, mi hermana y mi novio, que no me dejaron sola ni un momento, ayudándome a superar cada uno de los baches que iban apareciendo y sacándome una sonrisa cuando más lo necesita (a pesar de que ellos la necesitaban incluso más que yo). También me quedo con la fuerza del resto de mi familia, mis amigos y amigas y todas aquellas personas que estuvieron a mi lado y no dejaron de preocuparse por mí. Gracias.

No olvido a los grandes amigos (¡y luchadores también!) que he conocido "gracias" a esta enfermedad. Sois muchos, pero en especial a Blai (o ya Dr. Signes) y a Irene.

Me gustaría agradecer también al gran equipo de la planta de Hematología y Oncología del Hospital Dr. Peset de Valencia, que me curaron con sus goteros de tratamiento, sus analíticas de buena mañana, sus conversaciones, el momento feliz cuando me traían la bandeja de la comida, con sus chistes...

Nerea 1

Agradecer a todos los donantes de sangre, porque sin ella nosotros no podríamos superar esta enfermedad. A quienes no lo hagáis os ánimo a ello, igual que a donar médula ósea. No cuesta nada (únicamente unos minutos) y podéis salvar muchas vidas.

También a la Fundación Josep Carreras por el excelente trabajo que realizan día a día.

Nerea, ex-paciente de leucemia promielocítica aguda, con camiseta Fundación

Con esto quiero dar apoyo y esperanza a todas las personas (y sus familiares) que están pasando por una experiencia similar. Tenéis que luchar y seguir adelante con fuerza y con una sonrisa puesta, y superar poco a poco cada uno de los baches que aparezcan en el camino. Es duro y largo, pero pronto será todo como antes... ¡O mejor!

¡¡Mucho ánimo!!

Os dejo un video que hice cuando estuve malita, para daros un poquito de fuerzas:

¡Un beso muy grande!

Webpage updated 12/05/2016 15:26:22