Raquel

Hola, me llamo Raquel y soy de Córdoba.

Con 17 años, un 31 de octubre, me descubrieron una leucemia mieloide crónica de pura casualidad puesto que me mareé en clase y, al hacerme una analítica, salió un número de leucocitos y plaquetas muy altos.

Estoy en tratamiento con Nilotinib y voy bastante bien. Es cierto que al principio cuesta afrontar que tienes esta enfermedad; te sientes sola y no haces nada más que preguntarte: "¿Por qué yo?" Pero, poco a poco, me fui dando cuenta de que eso no era vivir. No podía estar siempre pensando el por qué yo, por qué a mí. Cambié el chip, fui otra persona, ni era la Raquel de siempre, ni era la Raquel triste, era otra Raquel, pero una Raquel aún mejor. 

A día de hoy sigo muy bien y todas las pruebas me salen geniales, aun así, sigo con mi tratamiento.

Un consejo que le daría a alguien con leucemia, incluso con cualquier tipo de enfermedad que altere su vida, es que la positividad y el encontrarte bien es lo más importante en este duro camino. Si tienes que reír, ríe, si tienes que llorar, llora. Pero jamás dejes que esta enfermedad se apodere de ti.

Webpage updated 04/08/2015 16:54:59