Thomas

Soy un afortunado. Empiezo mi relato de esta manera, ya que es lo que me considero y he considerado durante todo este tiempo desde que me diagnosticaron leucemia mieloide aguda.

"Esto ocurrió el 10 de octubre de 2011, después de una analítica que me encargó mi médico de cabecera tras tener una serie de síntomas (sangrado de encías, fiebre, afonía, etc.) durante las tres semanas anteriores que por sí solas no me preocuparon.

Ese mismo día, tras obtener los resultados, me ingresaron directamente en el Clinic de Barcelona donde estuve ingresado las siguientes 5 semanas. Cuatro días después del diagnóstico empecé con mi primera tanda de quimioterapia a la que reaccioné muy bien. Salvo la caída habitual del cabello no tuve ningún otro efecto secundario.

Thomas, ex-paciente de leucemia mieloide aguda.

En esta primera fase ya quedó claro, por mi tipo de leucemia, que me haría falta un trasplante de médula ósea y el 8 de noviembre me comunicaron que mi hermana era 100% compatible. ¡Menuda alegría y tranquilidad! Esto me dio muchos ánimos para seguir todo el proceso y a finales de noviembre inicié la segunda tanda de quimio, a la que nuevamente reaccioné estupendamente bien.

Tanto es así que mi trasplante se pudo programar para dos meses más tarde y tras otra sesión de quimio más la radioterapia, el 31 de enero recibí las tan ansiadas células de mi hermana. Curiosamente, a pesar de toda la ilusión y ganas, no guardo un buen recuerdo de ese día, ya que el trasplante en si me causó alguna molestia. A partir de ese día estuve encerrado en la cámara durante 40 días, tras los que empezó el tiempo de recuperación.

Han transcurrido 14 meses desde entonces y llevo más de medio año curado de la leucemia. En la actualidad estoy esperando que cesen algunos efectos secundarios; en mi caso concreto, un rechazo en la boca, pero por lo demás me encuentro muy bien.

Thomas, ex-paciente de leucemia mieloide aguda.

He tenido la gran fortuna de contar con una mujer a mi lado, que me ha dado todo su apoyo durante este tiempo difícil, así como unos hijos que han aguantado formidablemente bien este cambio en sus vidas y, finalmente, unos suegros que viajaron 600 km  desde su casa para instalarse con nosotros y ayudarnos en todo lo imaginable y más. Adicionalmente, una madre y unos hermanos que se han volcado en mi recuperación. A todo eso, he de sumarle unos amigos maravillosos que nos han apoyado en todo momento y nos han echado una mano siempre que ha sido necesario.

Thomas, ex-paciente de leucemia mieloide aguda, durante la Semana contra la leucemia 2013

Y por último, quiero agradecer de manera muy profunda a TODO el equipo médico (doctores, enfermeras/os, auxiliares, personal médico, etc.) que desde el primer día hasta la fecha de hoy, me ha acompañado en este proceso y se ha dedicado en cuerpo y alma en mi recuperación."

Thomas

Webpage updated 12/10/2016 05:49:54