Vanessa

Hola, mi nombre es Vanessa y tengo 34 años.

Hace un año detecté en mi ingle derecha un bulto. Mi médico de cabecera me recetó un antinflamatorio con la esperanza de que fuera alguna pequeña inflamación y con ese tratamiento desapareciera. Al mes volví a la consulta y, al observar que seguía ahí, y que incluso parecía haber aumentado de tamaño, decidió mandarme al cirujano. Tras dos meses de espera me dieron cita con el especialista y tras realizarme una ecografía y unos análisis de sangre me envió al Hospital General de Valencia puesto que él no podía hacer nada y prefería que descartaran, como él dijo, "otras cosas". Me dijo que parecía algún tipo de infección y que me solicitaba consulta para el médico internista del hospital.

Vanessa, ex-paciente de Linfoma de Hodgkin

El 8 de enero acudí a la consulta con el médico internista. Entonces estaba embarazada, así que decidió que lo mejor era hacerme una biopsia para asegurarnos de que no era nada puesto que no presentaba ninguna sintomatología que les hiciera pensar lo contrario. En febrero me hicieron la biopsia y me diagnosticaron Linfoma de Hodgkin clásico nodular, estadio IV.

Al principio me aconsejaron que lo mejor sería abortar pero tras reunirme con la hematóloga y valorar todas las posibilidades, decidí seguir adelante con mi embarazo pues la Dra. Sánchez me informó que podía someterme al tratamiento de quimioterapia puesto que iba a entrar en mi segundo trimestre de embarazo y, aunque no podían administrarme los mismos fármacos que al resto de pacientes, podían administrarme algunos que me aliviarían y serian seguros para mi bebé. Así que decidí seguir adelante con todo. Mi tratamiento eran 6 ciclos de quimio administrándome 1 sesión cada 15 días.

Vanessa, ex-paciente de Linfoma de Hodgkin, con su bebé

Empezamos el tratamiento en marzo 2012 y el 1 de agosto 2012 nació mi hija, Belate. Cinco días después me realizaron un PETAC  y me dieron la mejor noticia del mundo; ¡estaba curada! En septiembre recibí mi último ciclo de quimio puesto que tenía que acabar el tratamiento por completo.

Hoy en día me encuentro recuperándome  pero feliz, disfrutando de mi bebé y de la decisión que tomé. Gracias a toda mi familia por el apoyo que me dieron y me siguen dando, a mis amigas, al equipo médico que tanta confianza me ha dado pero, sobre todo, a mi hermano, que me acompañó desde el principio y en todas mis sesiones de quimioterapia, en mis urgencias, etc. Gracias también a mi pareja por su apoyo, su fuerza en los momentos de bajón, por hacerme reír tanto y olvidar por lo que estábamos pasando. Y gracias a MI HIJA por darme tanta fuerza para luchar y vencer.

Vanessa, ex-paciente de Linfoma de Hodgkin, con su hija

Quería compartir este testimonio y dar un mensaje de positividad para todas aquellas personas que están pasando por lo mismo y para todas aquellas mujeres que se encuentran en mi situación. ¡Se puede luchar y salir de esto!

Un saludo,

Vanessa

Webpage updated 01/24/2017 10:20:46