Virginia

Después de un año de mal estar, tremendos cardenales por todo el cuerpo y tener una tripa tremenda a pesar de estar delgada, me diagnosticaron leucemia mieloide crónica. Por suerte, mi hermano resultó ser compatible y me realizaron un trasplante de su médula. 

Estuve durante cuatro largos años batallando con las consecuencias derivadas del tratamiento, en mi caso rechazo en el hígado, pulmón y piel, mientras pensaba que jamás podría hacer vida normal. Y aquí estoy a mis 37 años con una vida plena y normal.

Todo esto me hizo ver lo verdaderamente importante, el amor, la familia... Cada vez que tengo la oportunidad, intento juntar a mi gente en comidas familiares, cumpleaños o cualquier excusa que se me ocurra para reunir a todos y disfrutar de mi gran familia, que no son pocos, pues somos cinco hermanos con sus respectivas parejas y sobrinos. ¡Me hace muy feliz!

El próximo mes de marzo me caso, y estamos haciendo los trámites para quedarme embarazada, ya que estoy buscando a una donante de óvulo. ¡Estoy deseando crear una familia y seguir disfrutando de mi gente!

Webpage updated 12/06/2016 16:52:02