Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Inmunoterapia antileucémica

Investigador principal: Dr. Álvaro Urbano-Ispizua

La inmunoterapia trabaja potenciando nuestro propio sistema inmunitario para que elimine de forma natural las células cancerosas. El objetivo es que el sistema inmunitario ataque a las células neoplásicas de la manera que queremos y que detecte si estas se vuelven a reproducir y vuelvan a actuar.

Se están trabajando varias líneas de investigación en este ámbito. Destacamos tres principales:

1. Inhibidores de los "checkpoints". Llamamos "checkpoints" a la señal que se envía de la célula tumoral a la célula inmune para evitar su ataque. Se quiere intentar sacar el freno de esta señal para que la célula inmune recupere su función antitumoral. Estamos trabajando para identificar sustancias para desarrollar fármacos que actúen en esta señal. Se ha comenzado esta línea de investigación poniendo énfasis en el linfoma de Hodgkin y en otros tumores sólidos, como el melanoma.

2. Mecanismos de muerte celular natural dirigidos a la célula tumoral. Estamos trabajando estimulando en laboratorio células NK (natural killer) de sangre de cordón umbilical, un tipo de linfocito importante en la defensa inmunitaria. A posteriori se infundirían en el paciente para que puedan hacer un ataque de forma natural en las células malignas. Esta terapia se está empezando a estudiar con enfermos de mieloma múltiple, aunque se podría replicar en diversas enfermedades.

3. Terapia T-CAR. El proyecto más importante de investigación en leucemia de los últimos 10 años es el descubrimiento de los T-CAR (Chimeric Antígeno Receptor T). Los T-CAR son células de nuestro sistema inmune (linfocitos T) que se reprograman genéticamente para atacar selectivamente las células leucémicas y dejar indemnes a las sanas.

Los T-CAR serían capaces de eliminar, en el 80% de los pacientes, la leucemia aguda linfoblástica resistente a los tratamientos convencionales. Es por tanto un procedimiento antileucémico muy eficaz y poco tóxico para el paciente.

¿Por qué necesitamos investigar?

Se quiere potenciar las defensas que nuestro cuerpo tiene, de forma natural, hacia las células malignas. De esta manera daremos más oportunidades a los pacientes que han agotado el protocolo de quimioterapia convencional y para minimizar así los efectos secundarios y la toxicidad de los tratamientos actuales.

Dossier informativo del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras

+ info

Para más información, se puede consultar la siguiente página web:

Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras

Página web actualizada 11/10/2017 15:36:53