Luis Antonio

FUENTE OVEJUNA, todos a una"

El famoso dicho inspirado en la obra de Lope de Vega es hoy absolutamente cierto. La aldea de Cuenca, en Fuente Ovejuna (Córdoba), no cuenta con más de 250 habitantes pero muchos de ellos se hicieron donantes de médula hace unos 6 años ya que uno de sus vecinos enfermó de leucemia.

El verano pasado, Luis, de 40 años y ganadero de profesión, recibió una llamada sorprendente: era compatible con un paciente y éste necesitaba que donase su médula. "¡Qué bien! Seguimos pa'lante", contestó, "si se puede ayudar a una persona..."

La donación de Luis no fue precisamente habitual. Normalmente el donante solicita un permiso en su trabajo para hacer la donación y normalmente no hay mayor problema. Pero en el caso de Luis, ¿quién cuidaría de sus ovejas durante el tiempo que él estuviese en Córdoba? Concretamente, Luis debía desplazarse 113km hasta el Hospital Reina Sofía de Córdoba para hacer efectiva la donación. Cecilia y Mavi, compañeras del Registro de Donantes de Médula Ósea de la Fundación Josep Carreras contra la Leucemia y responsables de esta donación, solucionaron este problema de trasporte y asistieron a Luis para que pudiese dejar a alguien a cargo de su ganado.

Luis se sometió a la extracción de médula y, aunque reconoce que después fue un poco molesto, está encantado de haber tenido la oportunidad de salvar la vida de alguien. Le preguntamos qué le diría a la gente sobre la donación de médula ósea: "que lo piensen en positivo", dice, "luego se alegrarán por ellos mismos y por la persona a la que han ayudado. Yo lo volvería a hacer".

Pues eso: "¿Quién mató al Comendador? / Fuenteovejuna, Señor / ¿Quién es Fuenteovejuna? / Todo el pueblo, Señor, todos a una".

Página web actualizada 08/12/2016 08:48:43