Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Mª Angeles

Mª Ángeles donó médula ósea en el año 2003 para un paciente extranjero y nos comenta:

"Lo mejor al despertar de la anestesia fue la sensación de euforia...y quería saber si la médula había llegado a su destino. Meses después, una inmensa alegría, ¡todo había salido bien!"

Página web actualizada 09/06/2017 09:49:36