Mª Angeles

Mª Ángeles donó médula ósea en el año 2003 para un paciente extranjero y nos comenta:

"Lo mejor al despertar de la anestesia fue la sensación de euforia...y quería saber si la médula había llegado a su destino. Meses después, una inmensa alegría, ¡todo había salido bien!"

Página web actualizada 11/12/2016 14:40:07