Manuel

Quiero dedicar este homenaje a mi padre, el Sr. Manuel Muñiz Ramírez, quien a los 52 años fue diagnosticado con Leucemia Linfoblástica Aguda. Desde aquel día del diagnostico, 22 de mayo de 2013, nuestro mundo se vino abajo. Fue aterrador vivir con tanta angustia, impotencia, nervios y miedos. Sólo quien ha vivido estos golpes de la vida puede entender el dolor que queda marcado en el corazón.

Por eso hoy dedico estas palabras a todos los pacientes que lucharon y están luchando, en especial a mi padre, quien siempre se mantuvo con las manos arriba para luchar y siempre tuvo una gran sonrisa hasta el final.

El 01 de junio 2013, partió de este mundo. Agradezco a Dios que su batalla contra el cáncer fue corta y sin sufrimientos, por eso considero que no ganó la batalla pero tampoco la perdió, puesto que nunca se vio derrotado.

“La esencia del amor, vive por siempre”

Papá sé que ya no vendrás a leer esto pero sé que tu hermosa alma puede presenciar el amor que te tengo. Agradezco a Dios el arte de crear seres maravillosos y únicos como tú. Quisiera gritarle al mundo lo mucho que te amo. Tuvimos la gran bendición de Dios de que tú fueras nuestro padre, nuestro gran amigo, nuestro maestro de vida. Siempre has tenido toda mi admiración; fuiste un gran ser humano.

Gracias papá porque todos los años que compartimos juntos estuvieron llenos de felicidad y todo valió la pena vivirlo a tu lado. Creo que todo padre siembra una semilla que son los hijos y de sus acciones depende el amor tan grande que se le tiene a los padres.

Mi padre sembró un gran amor. Invirtió tiempo, valores y fue un gran ejemplo y, con todo mi corazón herido, les comparto que mi papá era y seguirá siendo por siempre mi adoración, que mi padre fue un ser grandioso humilde y un tipazo de hombre. Duele mucho su ausencia, me haces mucha falta, mi vida sin ti ya no es la misma. Mi papá siempre mereció una corona de diamantes por ser el mejor.

Papito Dios te bendiga. Estoy segura que Dios te tiene en sus brazos y que nos das tus bendiciones siempre. Sé que por la noche eres la estrella más hermosa que se encuentra a un lado de la luna, sé que eres ese rayito de sol brillante cada mañana, sé que ahora eres un ser angelical y sé que te amamos mucho y estarás en nuestros corazones por siempre.

Dios ilumina a todos los pacientes que hoy están luchando. Dales mucha fuerza y fortaleza a sus familias.

Hasta pronto papá porque sólo nos separamos por un tiempo, ¡algún día estaremos juntos otra vez!

Te amo al infinito y más allá.

Tu hija, Pam Muñiz

Página web actualizada 15/12/2014 08:54:05