Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

María Gabriela

 Paciente Gabriela

Hola, me llamo María Gabriela, tengo 22 años y soy de Venezuela, aunque vivo en Barcelona. El día 3 de diciembre se cumplieron 2 años desde que me diagnosticaron "leucemia mieloblástica aguda de alto riesgo".

Todo empezó con unos mareos, vómitos, desmayos y pérdida de peso que no parecía ser nada grave... Al ingresar en el hospital, me hicieron varias pruebas y al final tuvieron que pincharme para ver el estado de mi médula y ponerle nombre y apellido a mi enfermedad.

Eso me asustó e inmediatamente pensé que se trataba de algún tipo de cáncer y efectivamente así fue. A partir de ahí, recibí 5 largos ciclos de quimioterapia y finalmente, el trasplante de sangre de un cordón umbilical no emparentado, ya que mi hermana y mi madre (quienes vinieron desde Venezuela) para estar a mi lado, lamentablemente no fueron compatibles conmigo.

El proceso fue muy lento, duro y sobretodo doloroso y molesto, aunque gracias a Dios nunca necesité ayuda psicológica, tuve mucha fuerza y apoyo tanto de mi familia, como de mi pareja, y mis médicos y enfermeras.

Al mes y medio de mi trasplante no estaba muy bien y los médicos me dieron el alta para que estuviera unos días con mi familia, ya que quizá habría la posibilidad de necesitar un nuevo trasplante o finalmente darme por desahuciada, (cosa que me enteré unos meses después). Pero al poco tiempo, empecé a encontrarme mejor y pensé que las nuevas células estaban haciendo su trabajo...  Y así fue, poco a poco fui curándome y ahora estoy totalmente SANA y FELIZ!!!

Todo me ha servido para valorar más las cosas que tengo, darme cuenta del AMOR que me tiene mi familia y les tengo yo a ellos, descubrir quienes verdaderamente decían ser mis "amigas" y si tenía alguna duda del amor que me tiene mi pareja, ya no la tengo y sobretodo estar segura de que existen los milagros porque yo soy un ejemplo de ello!!

Con todo esto quiero darle fuerzas a todas esas personas que aún están en tratamiento y decirle a todas las familias que no pierdan nunca la fe, que la curación existe por muy duro que sea el camino. Gracias a todos los médicos que lo hacen posible. A todos, un millón de abrazos y ánimos!!!

Página web actualizada 24/04/2017 16:44:12