Noah

“Hola, soy Inma, de Granada. Os quiero contar la historia de mi hijo Noah. El 9 de agosto de 2013, un día después de su cumpleaños, llevamos a Noah a urgencias porque le salían hematomas por todas partes. No había tenido ningún síntoma más alarmante. Le hicieron una analítica y el hematólogo nos dijo que estaba completamente seguro de que era leucemia. El lunes siguiente le hicieron las pruebas que lo confirmarían y nos dirían qué tipo de leucemia era. Finalmente, fue leucemia linfoblástica aguda, en principio de riesgo estándar, aunque después de un mes y tras no entrar en remisión, nos pasaron a alto riesgo. Entonces, nos comunicaron la necesidad de someter a Noah a un trasplante de médula ósea más adelante. Por suerte, tras 6 meses de tratamiento nos dijeron que no se llevaría a cabo este trasplante ya que había entrado en remisión unos días después de lo esperado y que lo consideraban una respuesta tardía.

Ahora llevamos 9 meses de lucha, con baches en el camino como gripe, mucositis o salmonelosis, pero aquí seguimos con mucha esperanza y con toda su energía y una gran sonrisa. Esperamos ganar la guerra muy pronto y poder hacer todas las cosas que tiene en mente. Lo primero que quiere hacer cuando se recupere es un crucero Disney. Ya os contaremos cuando lo logremos.

¡Mucho ánimo!”

Inma, mamá de Noah

Página web actualizada 15/12/2014 08:54:01