Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Nutrición

Algunos pacientes presentan problemas de alimentación como consecuencia de la pérdida de apetito y de las náuseas, vómitos o llagas bucales, que pueden impedir una ingesta normal.

Ciertos enfermos manifiestan que los alimentos «les saben diferente» o que «tienen la boca seca», hechos que también dificultan la alimentación.

Una buena alimentación implica obtener suficientes calorías y proteínas para prevenir las pérdidas de peso y recuperar fuerzas. Los pacientes en tratamiento que reciben una alimentación correcta a menudo se encuentran mejor y poseen mayor energía, lo que les ayuda a superar los efectos secundarios de dicho tratamiento.

Es conveniente que los enfermos busquen consejo sobre normas de alimentación con médicos, enfermeras o dietistas especializados.

+ info

Página web actualizada 02/03/2017 15:37:10