Paloma Arguedas

Así fue mi experiencia como donante...

1999: En una de las ocasiones en las que acudo a donar sangre a la Hermandad de Donantes de Sangre de León veo un folleto de la Fundación Josep Carreras.

Lo leo y decido rellenar el formulario para hacerme donante.

Recuerdo que me explicaron que quizás no me llamarían nunca porque la probabilidad de ser totalmente compatible con alguien es muy baja. Por eso el registro de donantes es internacional y por eso es TAN TAN IMPORTANTE que seamos muchos donantes...

Con el paso del tiempo, como no tienes que hacer nada, sólo esperar, se queda todo en el olvido (al menos a mí me sucedió) y sigues adelante con tu vida. Acabé la carrera, me volví a Asturias, empecé a trabajar...

2002: Suena el teléfono... (no lo recuerdo bien, pero diría que fue en el mes de febrero o marzo).
- ¿Diga?
- Hola, ¿Paloma Arguedas?
- Sí, soy yo.
- Hola soy .... te llamo del Registro de ... (en ese momento, pensando que es alguien que me quiere vender algo, no presto mucha atención a lo me dicen) ... Donantes de Médula Ósea de la Fundación Josep Carreras. Te hiciste donante en el año 1999, ¿lo recuerdas?
- Ehhh, sí (creo que respondí a la pregunta sin saber muy bien qué me estaban preguntando).
- Mira, pues te llamamos ahora porque ha aparecido UN ENFERMO que NECESITA UN TRANSPLANTE DE MÉDULA ÓSEA y podrías ser compatible con él. (Justo en ese momento me doy cuenta realmente de quién me está llamando y para qué, y el corazón me da un vuelco).

Mentiría si no dijera que me entró tanto PÁNICO que por unos segundos dudé en seguir adelante, pero mis dudas duraron sólo el tiempo que tardé en pensar que tendría la posibilidad de salvar una vida...

Después de hacerme alguna prueba más me confirmaron que sí que era compatible y me explicaron hasta el más mínimo detalle de todo el proceso.

En el mes de junio me hicieron la extracción y fue todo perfectamente. Alguna molestia, claro que sí (un poco dolorida la zona de los pinchazos), pero nada importante.

Supe que mi médula iba a ser para una niña francesa de 6 años y aunque tardaron en informarme porque sufrió un rechazo muy fuerte, también supe que se salvó.

2003, 2004, 2005, 2006, 2007, 2008, 2009... No ha pasado ni un solo mes de junio sin que recuerde que en el año 2002 tuve LA INMENSA SUERTE DE PODER HACER ALGO MARAVILLOSO...

Página web actualizada 02/12/2016 20:44:33