/La
leucemia
se curará.
Ayúdanos
a decidir
cuándo/
Noemí
34 años
Síndrome mielodisplásico
Esta soy yo, la que te acaba de dar este papel, junto a mi hija Noemí.
Cuando mi hija tenía 27 años, le diagnosticaron un síndrome mielodisplásico: su médula ósea dejó de fabricar las células de la sangre de forma normal. Hace 6 años se sometió a un trasplante de sangre de cordón umbilical. Todo salió muy bien y su enfermedad está en remisión. Gracias al tratamiento, a su "ángel de la guarda", a todas las personas que nos acompañaron en esta lucha y a sus ganas de vivir, hoy hace vida normal.

Como yo, muchos otros pacientes y sus familias nos hemos unido para poner fecha al final de la leucemia. Y esa fecha puede ser mañana.

Soy papel, recíclame y no me tires al suelo, por favor.