Mateo
año
Leucemia linfoblástica aguda
Este es Mateo.
Mateo está en el cielo. Con tan solo 8 meses no pudo superar la leucemia. Durante ese tiempo lo apodamos Happy Man. ¿Por qué así? Porque a pesar de tanto sufrimiento y dolor, nunca perdió su sonrisa y así lo llamábamos, es un súper héroe. La pérdida de un hijo no se supera nunca, cada día lo tienes presente, en cualquier acontecimiento siempre falta Mateo. Por eso estamos hoy aquí, para recordarlo y poner una fecha definitiva a la leucemia.

Como yo, muchos otros pacientes y sus familias nos hemos unido para compartir contigo el mejor anuncio del mundo: que te digan que la leucemia está curada.

Soy papel, recíclame y no me tires al suelo, por favor.