We use cookies to study and improve the user experience offered by the site. By continuing to browse the site you are agreeing to our cookie policy.

This article is not available in english, so we are showing you the spanish version instead.

Leucemia, trasplantes y deporte

Jun 21 2019

deporte, efectos secundarios, pacientes, quimioterapia, trasplante de médula ósea, tratamiento

leucemia trasplantes y deporte

“No, cuando una persona tiene cáncer no puede hacer deporte”

“¿Trasplante y deporte? ¡Si hombre!”

“Reposo total, eso es lo mejor”

Nada de esto es correcto. Parece mentira, pero sí, cuando una persona es sometida a un tratamiento oncológico o a un trasplante de células madre de la sangre (u a otro tipo de trasplante) puede seguir haciendo ejercicio e incluso, a nivel de competición.

Hay cientos de testimonios de superación que lo demuestran. Uno de ellos es Blai, de Valencia. Con 23 años, Blai padecía una aplasia medular severa, una enfermedad hematológica en la que la médula ósea no fabrica correctamente los distintos componentes sanguíneos. Por ello, en 2006 se sometió a un trasplante de células madre de la sangre de una unidad de sangre de cordón umbilical localizada por la Fundación Josep Carreras.

Tras su recuperación, este valenciano IMPARABLE y actualmente hematólogo en Navarra, Blai se entrenó para continuar superándose. De hecho, ha participado en varias ocasiones en los Juegos Olímpicos para Trasplantados representando a España. Todo ello a pesar de las secuelas, a pesar de los estudios, de la quimio, a pesar de una necrosis de cadera debida al trasplante.

Por ello, hemos querido acercar al blog la plataforma TRAÏNSPLANT, una iniciativa que engloba toda la información referente al ejercicio físico para personas con enfermedad renal crónica o trasplante. Es un lugar de referencia donde podrás encontrar pautas sobre los beneficios y contraindicaciones de la actividad física en estos colectivos. TRAÏNSPLANT nace de la necesidad de conseguir un espacio donde pacientes y profesionales de la salud puedan acudir para un buen asesoramiento sobre movimiento y deporte. Hoy hablaremos con la Dra. Sonsoles Hernández, Doctora en Biomedicina, Licenciada en Ciencias de la actividad física y el deporte y fundadora y Directora en Traïnsplant.

¿Cómo puede el deporte ser útil en la recuperación de una persona trasplantada?

Sonsoles Hernández: La actividad físical mejora muchos aspectos en la persona trasplantada o con enfermedad crónica:

  • La composición corporal
  • La forma física cardiorrespiratoria
  • La resistencia muscular
  • La movilidad articular y la flexibilidad
  • El sueño
  • La digestión
  • La eliminación de productos de deshecho
  • El tono muscular y preserva o incrementa la masa muscular
  • El incremento del gasto calórico, combatiendo la obesidad y la hipertensión arterial
  • Las relaciones afectivas
  • La actividad del sistema inmune
  • El sentimiento psicológico de bienestar y la integración social
  • Fortalece los huesos y articulaciones haciéndoles más resistentes
  • La capacidad de coordinación y respuesta neuromotora
  • La imagen corporal
  • El ánimo por el incremento de endorfinas

Y la actividad física reduce también muchos aspectos a tener en cuenta para las personas trasplantadas.

  • El riesgo de desarrollar hipertensión o dislipidemia y ayuda a controlarlas
  • El riego de desarrollar obesidad y diabetes
  • El riesgo de cardiopatía isquémica y otras enfermedades cardiovasculares
  • El riesgo de osteoporosis
  • El riesgo de desarrollar varios tipos de cánceres (colon, mama, próstata…)
  • El riesgo sarcopenia (pérdida de masa muscular)
  • La  incidencia de lumbalgia
  • Los sentimientos de depresión y ansiedad
  • El riesgo y consecuencias de las caídas
  • El riesgo de rechazo del injerto
  • La depresión y ansiedad inducidos por le tratamiento
  • La hospitalización
  • La ingesta de medicación

 

¿El sedentarismo tiene riesgo?

S.H: La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que dicha falta de actividad provoca más de dos millones de muertes al año. Se sabe que la combinación de una dieta inadecuada, una actividad física insuficiente y el consumo de tabaco son la causa de hasta el 80% de las cardiopatías coronarias prematuras. En personas trasplantadas la inactividad puede conllevar problemas musculo esqueléticos, incremento de hipertensión y diabetes e incluso rechazo del injerto. Por ello, las personas trasplantadas deben realizar programas de ejercicio físico para mantener una buena condición física que ayude a mejorar su calidad de vida post trasplante. La pérdida de masa muscular y capacidad cardiorrespiratoria aumenta el riesgo de pérdida del injerto y la necesidad de dependencia por fragilidad.

¿Cuándo es recomendable empezar a ejercitarse?

S.H: El ejercicio físico está indicado en todas las etapas. Se han estudiado los beneficios del ejercicio físico pre trasplante, siendo uno de los hallazgos más importantes la aceptación del injerto o tejido y las posibilidades de una buena recuperación. A todo ello se le suma la disminución de medicación (en algunos casos).

 

¿Qué tipo de deportes son los más idóneos?

S.H: Los deportes más aconsejados son aquellos que se practiquen de forma progresiva. Cuando el trasplante es de órgano sólido o médula ósea los deportes que combinan resistencia y fuerza muscular son los más adecuados por su componente metabólico y por las mejoras cardiorrespiratorias que conllevan.

A partir de los años '90 los deportes de fuerza se han incluido dentro de la lista de “recomendados” y el entrenamiento que previene de lesiones está de actualidad.

 

¿Hay alguno desaconsejado?

S.H: Para personas trasplantadas de órgano sólido se desaconsejan deportes de contacto, como los de lucha, para evitar que el órgano se vea afectado por dicho contacto. En el caso del trasplante de médula ósea, la fatiga suele ser el componente más característico, por ello se pueden realizar casi todo tipo de deportes siempre y cuando se practiquen de forma progresiva y atendiendo a los datos clínicos de las revisiones. Los deportes extremos de larga duración y de alta intensidad solo podrían realizarlo trasplantados con una buena condición física. Muchos trasplantados realizan este tipo de deportes y, para conseguir buenos resultados, las revisiones médicas y un buen programa de entrenamiento individualizado es la clave para conseguirlo.

 

¿Cuál es el funcionamiento de vuestra organización? Pongamos que soy una persona trasplantada y que voy al centro para empezar con vosotros. ¿Qué pasos tendría que seguir?

S.H: En Traïnsplant entrenamos a personas en situación de pre, peri y post trasplante. 

Contactan con nosotros a través del correo info@trainsplant.com, de nuestra web www.trainsplant.com o de las redes sociales. Además, el personal sanitario conoce cada vez más nuestro trabajo y nos los derivan para poder asesorarlos.

Una vez contactan con nosotros el equipo multidisciplinar se reúne y estudia el caso para establecer las pautas más adecuadas para él o ella. A partir de aquí iniciamos los trámites de entrenamiento presencial o asesoramiento online. Estamos en contacto permanente con ellos y la intención siempre es hacerles lo más autónomos posibles para que puedan entrenar en el lugar y forma que el resto de sus compañeros o familiares.

En varias ocasiones hemos puesto en contacto a personas en la misma situación clínica para que puedan compartir sus vivencias deportivas. ¡Así todo es más sencillo! Los profesionales los acompañamos en el camino para mejorar su salud, eliminar las dudas y miedos y, a partir de aquí, de su vida deportiva.

Cada servicio tiene una tarifa. Por el momento tenemos servicio de psicología deportiva, nutrición, valoración física y entrenamiento.

A las personas que inician con nosotros los entrenamientos les hacemos llegar un documento de consentimiento informado donde dan su conformidad a utilizar sus datos para trabajos científicos. El objetivo es que podamos crear una base de datos solvente para conocer las necesidades reales de las personas trasplantadas y donantes en lo que refiere a ejercicio físico.

 

¿Qué tipo de entrenamientos realizáis?

S.H:  Cualquier persona en esta situación que  quiera entrenar con nosotros encontrará 3 opciones de entrenamiento. En base a sus características, estado de condición física y posibilidades le recomendamos:

Entrenamiento personal presencial: la persona contactan con nosotros y le facilitamos un entrenador personal en su zona. Las sesiones las realizamos 1 o 2 veces por semana, dependiendo de las necesidades o los retos deportivos que nos plantea el donante o receptor.

Entrenamiento grupal: ésta opción la estamos iniciando con buenos resultados. En varias ciudades de España hemos creado grupos de entrenamiento para personas trasplantadas. Hemos iniciado en Madrid y Valencia y el objetivo es crear grupos reducidos de entrenamiento donde la persona pueda tener la supervisión de un profesional y también pueda compartir su situación con más trasplantados. La parte social era imprescindible crearla y con este tipo de sesiones lo estamos consiguiendo.

Asesoramiento online: para poder llegar al mayor número de personas trasplantadas y donantes realizamos asesoramiento online donde nos comunicamos con ellos para comentarle las recomendaciones y contraindicaciones  de entrenamiento acorde a sus características, su perfil bioquímico y su condición física.

 

¿Qué profesionales forman Traïnsplant?

S.H: Actualmente en el equipo Traïnsplant contamos con médicos deportivos, psicólogos, nutricionistas, enfermeros, farmacéuticos, licenciados en ciencias de la actividad física y el deporte e investigadores del ámbito de la actividad física y la salud.

 

Más información en:

- Actividad física en el paciente de cáncer. American Cancer Society

- Guía de ejercicio físico y nutrición para pacientes con cáncer de mama localizado y avanzado. SEOM

 

Se tiene que luchar para ir ganando, poco a poco, cada una de las batallas que te presentará tanto la enfermedad como la vida. Se tiene que mantener siempre la esperanza de que la situación se revertirá y, por encima de todo, se tiene que soñar y continuar soñando siempre, porque soñar y vivir van cogidos de la mano, y mientras soñamos, estamos manteniendo encendida, más que nunca, la llama de la vida”.

Albert, expaciente de linfoma de Hodgkin de 34 años, ya practicaba deporte de forma asídua antes del diagnóstico. Durante el mismo, siempre que podía, corría, practicaba senderismo o ciclismo. Ahora, tras superar el linfoma, ha vuelto al deporte de competición.

Webpage updated 06/21/2019 13:58:52