Nuevos avances en leucemia linfoblástica aguda en adultos

La leucemia linfoblástica aguda (también denominada leucemia linfoide aguda o LLA) es un tipo de cáncer de la sangre en el que, por causas desconocidas, se producen cantidades excesivas de linfocitos inmaduros (linfoblastos). Las células cancerosas se multiplican rápidamente y desplazan a las células normales de la médula ósea, el tejido blando del centro de los huesos dónde se forman las células sanguíneas.

Si bien la LLA suele afectar predominantemente a niños, no es infrecuente observarla en adolescentes y adultos jóvenes. En adultos, este tipo de leucemia predomina en los jóvenes de sexo masculino (edad media entre 25 y 30 años). Tan sólo un 10-15 % de los pacientes superan los 50 años. En España, la incidencia anual de LLA en adultos es de 30 nuevos casos por millón de habitantes y año.

El grupo del Dr. Ribera grupo lidera desde hace 20 años el tratamiento de las LLA del adulto en toda España

Recientemente han publicado dos trabajos muy importantes acerca de aspectos de esta enfermedad:

-TRASPLANTE: Por un lado, un estudio publicado en Blood, una de las revistas científicas más importantes del mundo en hematología. Bajo el título ¿Hay que trasplantar a todos los adultos con leucemia linfoblástica aguda? La respuesta es: no.

En este trabajo han podido identificar qué pacientes precisarán trasplante de progenitores hematopoyéticos para su recuperación y cuáles no. Para ello, han estudiado a 348 pacientes adultos con leucemia linfoblástica aguda y han visto que 218 no necesitarán pasar por un trasplante (y seguirán con quimioterapia) y 106 sí lo precisarán.

Para valorarlo se basan en la detección de la enfermedad mínima residual, que es la que el paciente tiene “escondida” en el cuerpo y los investigadores no pueden detectarla con el microscopio, pero sí con otros sistemas. Si la cantidad de estas células es pequeña, no haría falta un trasplante, pero si es una cantidad elevada sí. 

En este estudio han trabajado juntamente con el Dr. Alberto Orfao, miembro del Comité Científico del Instituto Josep Carreras y director del Servicio General de Citometría de la Universidad de Salamanca y experto en la detección de enfermedad residual. El equipo del Dr. Orfao dispone de una tecnología muy sensible, denominada citofluorometría de nueva generación, que permite detectar estas células para cuantificarlas de forma muy precisa, lo que ha permitido mejorar la decisión clínica en función de las cifras que se obtienen con esta tecnología puntera.

-RECAÍDAS EN LEUCEMIA LINFOBLÁSTICA AGUDA DE TIPO T EN ADULTOS: Por otro lado, la Dra. Eulalia Genescà y el Dr. Josep Maria Ribera han colaborado en el estudio, publicado en la revista Genome Biology, con el laboratorio de Núria López-Bigas en el IRB Barcelona y con los grupos de Anna Bigas del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas.

Es un estudio genético en el que han estudiado un tipo de leucemia linfoblástica aguda, la de tipo T, que a pesar de que inicialmente la respuesta al tratamiento es positiva, las recaídas son frecuentes y tienen mal pronóstico.

El grupo ha estudiado cómo estaban estos enfermos genéticamente en el momento del diagnóstico y en el momento de la recaída. El equipo ha descubierto que las células responsables de la resistencia al tratamiento de la leucemia LLA-T en adultos ya están presentes en los tumores antes del primer diagnóstico.

Para llevar a cabo este trabajo, han secuenciado el genoma de las muestras de los 19 pacientes tanto en el momento del diagnóstico como durante el tratamiento y en el momento de la recaída, y ha comparado la información obtenida con una base de datos de 238 pacientes (adultos y niños) afectados por tumores similares. Mediante la comparación entre las leucemias primarias de los adultos y la de los pacientes pediátricos, se pudo observar que los procesos mutacionales son similares, aunque las alteraciones genéticas concretas responsables de la recaída son diferentes en cada caso particular. Por ello, se está desarrollando un algoritmo para clasificar estas recaídas, ya que no todas son iguales. Unas veces el paciente puede recaer de la misma enfermedad que tenía al inicio y otras pasa que en el momento de la recaída esta leucemia ha cambiado.

Este estudio ha permitido profundizar más en este tema de las recaídas y su complejidad. Casi cada recaída es distinta, ello tiene grandes implicaciones en el diseño de su tratamiento. Por ello el equipo seguirá IMPARABLE para poder seguir conociéndolas más a fondo.

Página web actualizada 18/01/2021 09:15:53