Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Alternativas a la pérdida de cabello a causa de la quimioterapia

19 Abr 2018

mujer, pacientes, quimioterapia

nonia paciente leucemia

Uno de los efectos secundarios más conocidos de la quimioterapia es la pérdida del cabello pues, aunque es un efecto secundario indoloro, sus efectos en algunos pacientes no deben menospreciarse, pues hacen mella a nivel psicológico.

¿Por qué cae el pelo a causa del tratamiento de quimioterapia?

El tratamiento de quimioterapia afecta a todas las células del organismo, no sólo a las células cancerosas. Es un asunto muy importante para la investigación para intentar evitar al máximo sus efectos secundarios. El tejido que recubre las paredes de la boca y del estómago, así como los folículos capilares, son especialmente sensibles. De todas maneras, hay que tener en cuenta que estas células afectadas son células normales y, con el tiempo, este efecto se revertirá y el cabello volverá a crecer.

Antes que nada, algunas consideraciones generales…

● No todos los tratamientos de quimioterapia producen caída del cabello. Que el pelo caiga, se debilite o se mantenga depende de los fármacos y las dosis que se utilizarán en cada caso.

● La caída del cabello puede ocurrir desde el segundo o tercer día después del primer ciclo de quimioterapia, aunque es posible que no suceda hasta después del segundo ciclo de quimioterapia. 

● Puede suceder de forma repentina o lenta.

● El paciente perder todo el pelo o sólo una parte. Con frecuencia se cae en mechones en lugar de seguir un patrón uniforme. 

● Es común que también se caiga el pelo que crece en otras partes del cuerpo, como las pestañas, la cejas e incluso el vello púbico.

● En casi todos los casos de caída del cabello causada por la quimioterapia, el cabello volverá a crecer después de los tratamientos. Cuando esto ocurra, es posible que el "nuevo" cabello tenga un color o una textura diferente.

 

¿Peluca, pañuelo o “a pelo”?

Ante la realidad de la caída del cabello, l@s pacientes tienen diversas alternativas: hacerse con una peluca, no hacer nada, ponerse pañuelos o gorras… Lo más importante es que la persona se sienta bien así que no hay una única opción recomendada.

  • Las pelucas

En España diversas asociaciones trabajan para que tod@s l@s pacientes que como consecuencia de un tratamiento oncológico pierden el cabello, puedan tener una peluca, independientemente de sus posibilidades económicas (una peluca de buena calidad no es “barata”). Además, hay algunos seguros médicos privados que cubren total o parcialmente los costes de una peluca.

A la hora de comprar un postizo, los profesionales recomiendan acudir a un centro especializado, pues las pelucas oncológicas se diseñan teniendo en cuenta la sensibilidad que tiene el cuero cabelludo durante el tratamiento.

Según la materia prima que se utiliza, existen dos grandes tipos de pelucas oncológicas en el mercado: las de pelo natural y las de pelo sintético. Si bien el precio entre una natural y una sintética puede diferir mucho, en ambos casos se tiene en cuenta la sensibilidad del cuero cabelludo y existe la posibilidad de que se hagan a medida. Y, aunque aparentemente las de pelo natural parecen menos artificiales, las sintéticas están cada vez mejor conseguidas y son más fáciles de mantener, motivo por el cual cada vez son más populares.

Todos los profesionales coinciden en señalar que a la hora de elegir una peluca es clave que se valore la comodidad de la base y que se pruebe varias veces antes de elegir aquella que resulte más confortable y favorecedora.

Si se desea hacer una peluca a medida, hay que tener en cuenta que puede tardar unas semanas en hacerse y que, en el caso que queramos una que se parezca a nuestro pelo original, al profesional le será más fácil hacerla si ve nuestro pelo antes de que este se debilite o caiga como consecuencia del tratamiento.

Si eres un/a paciente y quieres una peluca oncológica:

En el caso de los niños y niñas menores de 14 años las pelucas son gratuitas y se pueden solicitar en los siguientes enlaces: 

MECHONES SOLIDARIOS

PEKELUCAS

Para aquellos pacientes mayores de 14 años pero que no tengan recursos económicos para costearse una peluca, pueden solicitarla también en Mechones solidarios o en otras asociaciones solidarias que también ofrecen ayudas puntuales para la compra de un postizo. Una de las opciones es consultar en la delegación más cercana al domicilio del paciente de la Asociación Española contra el Cáncer.

Además de estas iniciativas solidarias, se pueden adquirir pelucas en muchos centros especializados y salones de belleza.

  • Los pañuelos 

Hay muchas alternativas favorecedoras a la peluca como los pañuelos, turbantes, sombreros, gorras, etc. y también existe la posibilidad de añadir un postizo a estos complementos para simular el efecto del cabello.

Amanda, expaciente de linfoma

Comprar un pañuelo o tela adecuados tampoco es tan sencillo como parece. Si compramos alguno de un algodón demasiado grueso, en verano tendremos muchísimo calor. Y algunos materiales pueden producir alergias o enrojecimientos del cuero cabelludo. Por ello, os dejamos algunas opciones y consejos útiles a tener en cuenta cuando elegimos un pañuelo oncológico:

● Mejor que el material del pañuelo sea fino (que transpire) y/ de algún material orgánico (nada de nylon, telas sintéticas industriales, etc…). Los de seda, fibras de bambú, o algodón orgánico son una muy buena opción.

● Mejor telas sin costuras para evitar rozaduras innecesarias y molestas. Durante la quimioterapia, las irritaciones y pequeñas heridas son totalmente a evitar el máximo posible.

● Ya de por si seguramente no tienes muy buena cara. Estás cansada, con ojeras… ¿has pensado que mejor optar por colores y estampados alegres en vez de colores sobrios y oscuros? Seguro que te sentirás mejor.

En el siguiente vídeo de la Fundación Josep Carreras contra la leucemia, la propia Amanda, expaciente de linfoma, os enseña algunas opciones favorecedoras de ataros un pañuelo.

Para los niños, una opción muy fácil y agradable son los pañuelos tubulares. Hay uno solidario de la Fundación Josep Carreras que se puede encontrar en dos modelos en la tienda solidaria (HAZ CLIC AQUÍ).

Y finalmente, recuerda que la belleza no está en el pelo, ni en la peluca, ni en el turbante o el sombrero, está en una actitud imparable 💪.

¿Estás interesad@ en donar tu cabello?

Gracias a muchas donaciones se realizan las pelucas de pelo natural. Son muchas las personas interesadas en donar su cabello.

Puedes hacerlo en cualquiera de los centros acreditados como peluquerías solidarias. En los siguientes enlaces encontraras la peluquería solidaria más cercana:

MECHONES SOLIDARIOS

ASOCIACIÓN DE POSTICERIA

PULSERAS ROSAS

También puedes mandarlo directamente por correo a las direcciones indicadas en los anteriores enlaces.

Recuerda que el largo mínimo para donar cabello es de 30cm (20cm para los donantes menores de 14 años). El pelo tiene que estar limpio, seco y bien recogido (en cola o en trenza). En el caso del pelo rizado, se mide con el pelo mojado y estirado. No importa si el cabello es canoso, teñido con mechas o con permanente. También se puede donar una peluca ya usada.

Si tienes una peluquería y quieres formar parte de la red de peluquerías solidarias, te puedes acreditar poniéndote en contacto con las asociaciones anteriores (Mechones solidarios y Asociación de posticería).

Página web actualizada 31/07/2018 13:13:02