El equipo del Dr. Petriz publica un compendio de medidas para mejorar el análisis de las células de la sangre

El grupo de Citómica funcional, liderado por el Dr. Jordi Petriz, acaba de publicar un estudio en la revista STAR Protocols del grupo Cell Press. Se trata de un compendio de propuestas para estudiar la sangre y la médula ósea con la mínima manipulación posible de estos fluidos biológicos. De esta manera se pueden estudiar células leucémicas y células madre de la sangre en su estado más nativo, preservando al máximo la calidad de la muestra.

Este estudio es el resultado de más de 20 años de investigación y permitirá que la comunidad científica acceda a una metodología menos invasiva y más eficiente en el estudio de las células de la sangre obteniendo, de esta manera, unos resultados más fiables y precisos.

La citómica estudia las complejas características moleculares y bioquímicas en la célula única. Para ello utilizan la citometría de flujo, una tecnología que realiza mediciones (metría) sobre las células (cito).

En la sangre, la población mayoritaria la forman los glóbulos rojos (eritrocitos), después las plaquetas y finalmente los glóbulos blancos (leucocitos). Los métodos tradicionales para estudiar los glóbulos blancos y las leucemias han supuesto una manipulación previa de la muestra (es decir, antes de pasar las células por un citómetro de flujo).

Esta manipulación generalmente implica una lisis (rotura) de los glóbulos rojos, que quedan eliminados en su mayoría. Pero el problema es que esta ruptura puede eliminar también leucocitos, células madre y también células leucémicas.

Cuando se está estudiando una población muy minoritaria (como ocurre en el estudio de la enfermedad residual), estos tratamientos para eliminar los glóbulos rojos pueden provocar alteraciones importantes en los resultados, ya que se pueden eliminar células leucémicas y no verlas cuando realmente sí están.

Pasa lo mismo en el caso de las células madre necesarias para un trasplante de médula ósea. Estas células forman una población muy minoritaria y, si se pierden leucocitos, la cifra es menos precisa. Para predecir el éxito de un trasplante debes infundir una cantidad mínima de células madre de la sangre. Si el número no es correcto, podría suceder que estuvieras infundiendo menos células de las que el paciente necesita para reconstituir la médula ósea.

Para mejorar la fiabilidad de estos resultados, el grupo del Dr. Petriz propone utilizar unas moléculas que permiten "pintar" aquellas células que tienen núcleo (que serían todos los leucocitos) y así discriminar lo que es leucocito de todo aquello que no lo es, sin hacer ninguna separación ni tratamiento de la muestra.

De esta manera cuando estas células "pintadas" las haces pasar por el citómetro de flujo solo ves las células que tienen núcleo y están intactas. Es un paso relativamente sencillo que permite preservar al máximo la calidad de la muestra.

Con este compendio, el equipo del Dr. Petriz pone a disposición de la comunidad científica una metodología innovadora para mejorar el conocimiento de las células de la sangre y, en consecuencia, para detectar de una forma más eficiente las células leucémicas.

Página web actualizada 25/10/2021 13:08:38