Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Inmunoterapia y linfoma

Investigador principal: Dr. Javier Briones

La inmunoterapia trabaja para que el sistema inmune de nuestro cuerpo reconozca mejor un tumor y tenga más eficacia a la hora de combatirlo.

Se están trabajando varias líneas de investigación en este ámbito. Destacamos dos principales:

-Desarrollo de diferentes tratamientos experimentales en los que el propio sistema inmunológico eliminaría las células tumorales. El paciente se le administrarían virus inactivos o proteínas que actuarían sobre las células del sistema inmunológico (en las células dendríticas, que son claves en nuestro sistema de protección). Lo que se pretende con este tratamiento es enseñar al sistema inmunológico a reconocer las células tumorales para eliminarlas.

-La otra gran línea de trabajo es el tratamiento con T-CARS. Este tratamiento se centra en los linfocitos T del paciente, encargados de atacar células tumorales o infectadas. Una vez se extraen del cuerpo del paciente, se aumenta su número y se modifican genéticamente y se les incorpora un anticuerpo que reconoce el antígeno tumoral. Una vez modificadas estas células se vuelven a administrar al paciente. La inmunoterapia con células T Cars ha supuesto la gran revolución del tratamiento del cáncer hematológico en los últimos 3 años y ha sido reconocido internacionalmente como el avance científico más grande en el tratamiento del cáncer en 2013.

Hay seis tipos de células T, diferentes entre sí y con diferente eficacia una vez modificadas. El grupo de investigación del Dr. Javier Briones trabaja con un grupo especial de estas células, llamadas células T stem de memoria. Estas persisten en el tiempo y tienen memoria para reconocer a la célula tumoral. Son a la vez capaces de reproducirse, renovarse, crecer y sobrevivir más que los otros tipos de células T. Por lo tanto, serían las más adecuadas para eliminar un tumor.

¿Por qué necesitamos investigar?

Los grandes avances en inmunoterapia con células T-CARS se están realizando en los EE.UU., donde actualmente se están llevando a cabo más de 10 ensayos clínicos en pacientes con cáncer hematológico. Es necesario disponer de infraestructura y medios a nuestro entorno para que podamos también desarrollar estas terapias tan nuevas y eficaces.

Una vez detectadas estas células T stem de memoria como las más adecuadas para eliminar el tumor, hay que seguir haciendo estudios para valorar su futura aplicación en pacientes y para poder llegar a establecer un protocolo de tratamiento.

Ahora mismo el proceso de tratamiento de las células con muestras de paciente es complicado tanto en costes como de infraestructura porque implica almacenar los cultivos de muchas células y manipularlas de forma artesanal. Estos hechos hacen que el número de pacientes que se podrían tratar sería muy limitado. Por ello necesitamos tener un sistema de selección celular de última generación. Se trata de una máquina de circuito cerrado que consigue la máxima esterilidad y no requiere manipulación directa de las células. Esta máquina permite hacer la separación, proliferación y modificación celular dentro del mismo circuito y el resultado final es una única bolsa -que sustituye un número elevado de recipientes que ahora mismo tenemos para almacenar las células- y que será la que se suministraría directamente al paciente.

El impacto de nuestro trabajo

En la actualidad, en España no hay ningún centro hospitalario que lleve a cabo este tratamiento. Las investigaciones de nuestro grupo servirán para poder desarrollar esta técnica innovadora y poder aplicarla a nuestros pacientes con diversos tumores hematológicos, de modo que también se puedan beneficiar clínicamente de estos avances, sin necesidad de tener que viajar a Estados Unidos para recibir este tratamiento.

Si conseguimos seguir trabajando en esta línea de investigación con la ayuda de esta máquina, seremos capaces de establecer un protocolo de actuación (es decir, reproducir el circuito que se quiere hacer en un futuro al paciente) con el fin de avanzar más rápidamente hacia su implementación en pacientes.

Esta terapia con T-CARS podría mejorar radicalmente los tratamientos actuales que conllevan elevados efectos secundarios o más toxicidad y podría llegar a ser una alternativa efectiva al trasplante de médula ósea.

Dossier informativo del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras

Página web actualizada 24/05/2018 11:00:25