Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

La ONT, la OCATT y la Fundación Josep Carreras advierten de que los llamamientos públicos a la donación de órganos y tejidos son inútiles y contraproducentes

Las autoridades sanitarias entienden la angustia de las familias cuando se necesita un trasplante, pero insisten en que este tipo de peticiones no resuelven el problema y sólo contribuyen a incrementar la ansiedad de aquellos pacientes en lista de espera que no pueden acceder a los medios de comunicación o que carecen de medios para montar una página web.

El sistema español de trasplantes está basado en los principios de solidaridad, transparencia, equidad, anonimato y acceso universal. La publicidad del donante rompe el elemental principio de confidencialidad y puede repercutir negativamente en futuras donaciones .

La búsqueda de un donante de médula ósea a través de Internet no ha tenido ningún impacto en su localización. Este donante, que estaba registrado en el REDMO desde hacía varios años, ha sido localizado por el sistema sanitario, que ha tardado entre 60 y 70 días en completar los estudios de compatibilidad

12 de julio 2007. Ante la nota de prensa aparecida en el día de hoy sobre la hipotética “localización” de un donante de médula ósea como consecuencia de una campaña de promoción de la donación a través de Internet y la proliferación de páginas web y llamamientos públicos a la donación, todos los agentes sociales implicados en el proceso de promoción de la donación y búsqueda de donantes para la realización de trasplantes hematopoyéticos -Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Organización Catalana de Trasplantes (OCATT) y la Fundación Josep Carreras- quieren hacer las siguientes consideraciones:


•    Las autoridades sanitarias entienden en todo momento la angustia de las familias cuando se necesita un trasplante. Pero desde el respeto a esta preocupación insisten en que:

  • El éxito del modelo español de promoción de la donación y trasplantes de órganos y tejidos se basa en seguir escrupulosamente los principios de voluntariedad, altruismo, gratuidad, anonimato, respeto a la dignidad y derechos del donante, equidad y confidencialidad. Cualquier acción que, como la actual, comprometa dichos principios, comporta un grave riesgo para el sistema y para todos los pacientes en espera de una donación. Además, la publicidad del donante rompe el elemental principio de confidencialidad y puede repercutir negativamente en futuras donaciones.
  • Las campañas de captación de donantes surgidas a partir de casos concretos, a través de páginas web o de los medios de comunicación, no son de utilidad para el paciente en cuestión y comprometen seriamente el normal funcionamiento de todos los agentes sociales implicados en el proceso de búsqueda de donantes para los restantes pacientes. Este tipo de llamamientos sólo contribuyen a incrementar la angustia del resto de pacientes en lista de espera que carecen de medios para montar páginas web o que no pueden acceder a los medios de comunicación.
  • En el caso que hoy es noticia, las unidades de cordón umbilical fueron seleccionadas pocos días después del inicio de la búsqueda y la localización de un donante compatible ha requerido los 60-70 días necesarios para completar todos los estudios de compatibilidad. Por tanto, la actual campaña de promoción a través de una página web en Internet no ha tenido ningún impacto en la localización de un donante que, por lo demás, estaba registrado en el Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO) desde hacía varios años.

 

Página web actualizada 25/06/2018 12:45:39