Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Que la fuerza nos acompañe o como usar sables de luz contra la leucemia.

ARTICLE DE DIVULGACIÓ CIENTÍFICA 

Paper científico "Yellow–Green Laser-Based Flow Cytometry for CD34+ Progenitor Cell Counting" (19/12/2017) revista Cytometry

La Fuerza es lo que le da al Jedi su poder. Es un campo de energía creado por todas las cosas vivientes. Nos rodea, nos penetra, y mantiene unida la Galaxia. (Obi-Wan Kenobi)

El sable de luz es el arma de los caballeros Jedi. Sinónimo de los valores de la Orden Jedi de mantener la paz y la justicia por la galaxia, usar un sable de luz es marca de alguien extraordinario. Blandir un sable de luz es demostrar una increíble habilidad y confianza, así como maestría y afinidad con la Fuerza.

Queremos informaros que sí, así es, tenemos caballeros Jedi en el Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras. Y sí, también, tienen sables de luz. Pero no de cualquier color, del que tiene más fuerza, el verde esperanza.

Nuestros particulares caballeros Jedi se llaman Dr. Jordi Petriz y Laura Rico (joven padawan) y son investigadores contra la leucemia. Acaban de demostrar que con un láser verde pueden estimular unas células muy importantes de la médula ósea que son fundamentales para un trasplante de médula ósea.

Las células madre sanas que se extraen al donante contienen y se identifican gracias a unas moléculas que marcan la superficie de la célula y que se llaman CD34+. Gracias a las células CD34+ se consigue repoblar completamente una nueva médula ósea sana para el receptor del trasplante. Para que eso suceda, se necesita por lo menos entre 3 y 5 millones de células CD34+ por cada kilo de peso del paciente receptor.

Parece fácil, ¿no? Pues no lo es. El conteo exacto de estas células no es evidente y lo ha de hacer unas manos expertas. Los métodos que se emplean hoy en día en los hospitales para computar estas células mediante técnicas de citometría de flujo no han cambiado en los últimos 20 años y, aunque funcionan, se pueden mejorar mucho.

Eso es lo que han hecho el Dr. Jordi Petriz y la Dra. Laura Rico, nuestros particulares guerreros Jedi. Hasta ahora los citómetros de flujo clínicos utilizan un haz de luz azul para detectar las células CD34+ y proceder después a su recuento. Es una técnica no siempre fiable, lenta y vaga, sobre todo cuando hay muestras con baja celularidad. Jordi y Laura, en un artículo publicado el 19 de diciembre por la prestigiosa revista internacional “Cytometry” (Yellow–Green Laser-Based Flow Cytometry for CD34+ Progenitor Cell Counting), proponen un nuevo método para mejorar de forma radical esta labor: la utilización de un láser verde-amarillo propio de los citómetros de flujo de investigación. El láser verde excita las células CD34+ y hace que estas se puedan ver claramente y de forma nítida.

El siguiente objetivo es trabajar para que este nuevo método pueda incluirse en los protocolos internacionales. Esta mejora permitiría la automatización del proceso de conteo de células CD34+, la fiabilidad completa del resultado y mayor rapidez en este análisis. No olvidemos que este parámetro es predictor del éxito de un trasplante de médula ósea en un paciente. Se trata de un avance importante para los trasplantes ya que ayudaría a definir claramente las células que tienen que repoblar el organismo del enfermo, las células que contienen la Fuerza para acompañar al paciente en su recuperación. 

¡Que la Fuerza nos acompañe!

Página web actualizada 24/05/2018 11:00:26