Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Micaela

Micaela, paciente de leucemia
Micaela es una niña de 10 añitos muy alegre, tierna y sobre todo VALIENTE.
El lunes 29 de agosto del 2011 le diagnosticaron una Leucemia Linfoblástica Aguda Tipo B. Los síntomas empezaron más o menos un mes antes: dolores de cabeza, muchísimo cansancio, poco apetito, palidez, dolor de articulaciones y fiebre, lo que hizo saltar la alarma.

Inmediatamente acudimos al médico de urgencias del Hospital de Vilafranca del Penedés en donde, tras realizarle un análisis y un cultivo de orina, le detectaron infección de orina. Le dijeron que suministrándole antibiótico por 10 días y antitérmico mejoraría, pero en los siguientes 2 o 3 días los síntomas continuaban y decidimos nuevamente consultar al médico de cabecera. Éste nos indicó que debía terminar los 10 días de antibiótico para poder realizarle un nuevo análisis. Durante ese tiempo los síntomas iban cada vez a peor. Y al fin transcurrido el tiempo según nosotros "de pesadilla", desconociendo que la verdadera pesadilla estaba nada más empezando, llevamos a Micaela para los nuevos análisis. Esta vez, en cuanto obtuvieron el resultado de la analítica, al cabo de unos 15 a 20 minutos  de espera, vino el médico y nada más ver su rostro completamente desencajado supimos que pasaba algo grave.

Mientras nos explicaba el diagnostico, Leucemia Linfoblástica Aguda, sientes que el suelo se te abre y empiezas a caer en un precipicio, pero al mismo tiempo sabes que debes estar al 100% y sacar fuerzas. En ese momento nos derivaron al Hospital Sant Joan de Deu (Barcelona). Nuestra vida cambio por completo. Iban ocurriendo cosas nuevas muy deprisa y nos costaba mucho, a Nassly, su hermana de 16 años, a su padre y a mí, ir asimilando al mismo ritmo junto a Micaela que teníamos que enfrentarlas, no con miedo ni desesperación, que era lo que por dentro sentíamos, sino como ella, con una gran fortaleza y valentía, plantándoles cara con una gran sonrisa.

Micaela, paciente de leucemia y su hermana

Pasamos por trasfusiones (de sangre, de plaquetas, de albumina), quirófano (colocación de catéter, punciones medulares y lumbares), quimioterapia (vincristina, asparraginasa, clexane, metotrexate, mercaptopurina), caída del cabello, morfina para atenuar el dolor, idas y venidas de madrugada al hospital por fiebre e ingresos frecuentes por tratamiento. Ahora ha entrado ya a la fase de mantenimiento y solamente tiene revisión y analíticas cada mes. Micaela ha podido regresar a sus clases en el cole con sus amiguitos y volver hacer su tan ansiada vida normal.

Dentro de toda esta incertidumbre hemos contado siempre con el inmenso cariño y el apoyo incondicional del  magnífico equipo de auténticos profesionales de la 8ª planta (hematólogos, enfermeros, fisioterapeuta, nutricionistas, voluntariado, hospital de día, etc.) del Hospital Sant Joan de Deu que nos supieron guiar por este duro camino  y queremos decirles que estaremos eternamente agradecidos por su labor.

Se dice que "no hay mal que por bien no venga". Para nosotros es una gran verdad porque hemos conocido a personas maravillosas y nunca nos hemos sentido solos, siempre tuvimos una mano amiga en la cual apoyarnos.

Nuestro plan como familia, que más que plan es nuestro mayor deseo, es pedir a la gente que con su granito de arena (donación de sangre y de médula ósea) podamos salvar muchísimas vidas de seres extraordinarios que se merecen una segunda oportunidad para volver a sonreír.

Familia de Micaela

Si quieres informarte sobre qué es la donación de médula ósea para ayudar a muchos pacientes de leucemia a tener una oportunidad de curación, haz clic AQUÍ. Recuerda que la donación de médula ósea es altruista, anónima y universal. Si te inscribes como donante de médula ósea, has de estar dispuesto a hacer efectiva la donación para cualquier persona del mundo que lo necesite. Si quieres más información, escríbenos a donants@fcarreras.es o llámanos al teléfono gratuito 900 32 33 34.

También puedes hacerte socio de la Fundación Josep Carreras. Con muy poco, nos ayudarás a continuar investigando.

Página web actualizada 09/07/2019 16:37:23