Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Nuevo artículo científico sobre la leucemia linfoblastica con fusión MLL-AF4

La translocación MLL-AF4 es el marcador genético característico de una leucemia linfoblástica aguda B (LLA-B) especialmente agresiva  y que afecta comúnmente a niños de menos de un año y presenta baja respuesta a la quimioterapia, reduciendo los niveles de supervivencia de esta enfermedad a menos de un 30 %.

 

La translocación MLL-AF4 es el marcador genético característico de una leucemia linfoblástica aguda B (LLA-B) especialmente agresiva  y que afecta comúnmente a niños de menos de un año y presenta baja respuesta a la quimioterapia, reduciendo los niveles de supervivencia de esta enfermedad a menos de un 30 %.

A día de hoy no ha sido posible generar un modelo de estudio que recapitule esta leucemia, por lo que no se sabe con seguridad si la fusión MLL-AF4 es capaz de generar la enfermedad "por sí misma" o, por el contrario, necesita la presencia de una segunda mutación que inicie el proceso leucémico. Gracias al estudio del genoma de estos pacientes sabemos que un 40% de ellos presentan mutaciones en el gen KRAS y además esta mutación se relaciona con un peor pronóstico de la enfermedad.

Por esta razón, el objetivo en este trabajo, recogido en la prestiogiosa revista CANCER RES y que ha llevado a cabo la Investigadora Predoctoral Cristina Prieto (a la izquierda en la foto), ha sido estudiar el efecto de la mutación en KRAS en presencia de MLL-AF4, para averiguar si los dos eventos colaboran en el proceso leucémico. Mediante ensayos in vivo e in vitro han comprobado que el gen KRAS y la MLL-AF4 no cooperan para generar leucemia, aunque la mutación en KRAS aumenta la capacidad de migración de las células induciendo alta leucocitosis, afectación de tejidos extra medulares (hígado, bazo y sangre periférica) e infiltración en el sistema nervioso central. En conjunto, los resultados que han obtenido apuntan a que el gen KRAS no coopera con la MLL-AF4 en el inicio del proceso leucémico, sino que adquiere un papel importante en el mantenimiento del tumor y de sus características más agresivas.

Página web actualizada 15/03/2019 10:38:14