Utilizamos cookies para poder estudiar y mejorar la experiencia de usuario de los visitantes de la web. Si continuas navegando por la web entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Prometedores resultados para intentar avanzar en el tratamiento de la leucemia mieloide aguda

Actualmente, muchos de los pacientes de algunos subtipos de leucemia mieloide aguda (LMA) siguen siendo refractarios al tratamiento o tienen recaídas de la enfermedad. La quimioterapia estándar* que reciben no siempre es exitosa y muchos de ellos se vuelven resistentes a ella.

Hoy en día se está estudiando una nueva generación de fármacos llamados inmunomoduladores (IMiD), como la lenalidomida o la pomalidomida, con potentes efectos en otros tipos de cánceres de la sangre como los síndromes mielodisplásicos o el mieloma múltiple. En estos casos, hay muchos ensayos clínicos que están demostrando efectos antileucémicos muy positivos, pero en el tratamiento de la LMA sigue habiendo grandes lagunas.

Un nuevo artículo de nuestro Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras, publicado ayer en la revista internacional ‘Oncoinmunology’, revela un estudio para analizar si estos fármacos IMiD pueden potenciar la eficacia de la quimioterapia estándar en pacientes de LMA con deleción del cromosoma 5q**. Se ha probado en modelos de la enfermedad preclínicos in vitro e in vivo (cientos de muestras ofrecidas por el Hospital MD Anderson de Houston, el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, el Hospital Clínic de Barcelona y el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla). Se ha comprobado que estos fármacos son menos tóxicos y mejoran las respuestas del sistema inmunológico. Podrían evitar la quimioresistencia en estos pacientes. En este estudio han participado diferentes investigadores del Campus Clínic-UB del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras y ha sido liderado por Belén López-Millán.

 

La leucemia mieloide aguda

La leucemia mieloide aguda supone el 40% de las leucemias diagnosticadas en adultos en los países occidentales. En España se diagnostican cada año casi 1.000 nuevos casos. Cabe decir que la LMA comprende una biología y grupo de trastornos genéticamente heterogéneo, caracterizados en general por la rápida expansión de blastos mieloides inmaduros en la médula ósea. Hay 7 subtipos de la enfermedad y todos tienen pronósticos y tratamientos muy diferentes. En contraposición con las leucemias linfoblásticas agudas (LLA), el tratamiento de la leucemia mieloide aguda no ha mejorado de forma sustancial en los últimos 20 años. La alta tasa de mortalidad y/o complicaciones en pacientes de LMA (en algunos casos más del 50% de los pacientes) hace que sea fundamental que estudiemos más esta enfermedad y dediquemos recursos a su investigación para llevar los IMiD’s al frente del arsenal terapéutico disponible.

A día de hoy, la lenalidomida está aprobada por la Agencia Española del Medicamento para los síndromes mielodisplásicos 5q y el mieloma múltiple, mientras que la pomalidomida lo está para el mieloma múltiple. El estudio del efecto de los IMiD’s en el tratamiento de la leucemia mieloide aguda, por si solos o en conjunto con el resto de fármacos de quimioterapia estándar, necesita continuar, pero son muy valiosos los resultados positivos que se están dando ya en proyectos como éste del Campus Clínic-UB del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras.

* La quimioterapia estándar para la leucemia mieloide aguda se basa en análogos de nucleósidos como Ara-C o fludarabina y antraciclinas como idarrubicina y daunorrubicina seguidas por altas dosis de consolidación de Ara-C.

** En los pacientes que no presentan deleción del cromosoma 5q, la eficacia de estos fármacos de nueva generación no ha podido ser demostrada.

Página web actualizada 14/06/2018 14:04:30